domingo, 18 de octubre de 2009

FELIZ DÍA A TODAS LAS QUE ELIGIERON SER MAMÁ...


Tercer Domingo de Octubre. Día de la Madre, es un motivo para reunimos, en familia para agasajar a la mas dulce figura: Mamá.
Cuatro letras, nada mas, para nombrarla, para sentirnos mas seguros, mirados, para sentir ese ser que a veces pareciera tener mas de dos manos, que es maestra, enfermera, sicóloga, chef profesional, hada madrina, contadora y administradora de empresa, su empresa... su familia.
Mamá... primer palabra de nuestro vocabulario que pronunciamos, y que seguimos repitiendo incansablemente, día a día, ante cualquier necesidad, ante cualquier miedo o angustia. Porque sabemos, porque aprendimos caminando los días de nuestras vidas, que nombrarla se como evocar al Angel de la Guarda.
Y es que Dios mismo se fijo en la Madre para salvar al mundo, y la creo con la fortaleza de un roble, capaz de soportar hasta el sufrimiento más inimaginable, con la ternura de una flor y con la energía inagotable del sol.
Y son sus hijos su fuente de energía inagotable. Es por ellos que se levanta antes que nadie, con su sonrisa renovada, que los sigue con sus cinco sentidos todo el día, y, aunque agotada se duerma de noche, es capaz de escuchar cuando se mueven en la cama, cuando tosen, cuando la llaman; y no dudará jamás en levantarse para atenderlos, para taparlos si tienen frío o para abrazarlos en sus pesadillas, se olvidara de su cansancio y de sus problemas y del tiempo... todo para que tengan un sueño tranquilo.
Porque ser madre es un don de Dios, un compromiso con la vida, y no tendrá vacaciones, ni sueldo, ni premios, ni jubilación, ni llevara su nombre una calle.
Los únicos que pueden reconocerla con sinceridad, en toda su humildad y por todo su sacrificio, son sus hijos, su motivo de vivir.
Tal vez crean los pequeños, que en la lucha cotidiana, en el apuro del día, mamá se ocupa mucho del trabajo y no les presta la atención que ellos quisieran. Pero, no se equivoquen, no la juzguen mal. También cuando trabaja piensa en ellos, todo lo que hace, todo lo que ambiciona, es para sus hijos.
Si eres un hijo del corazón, un hijo adoptado, dale gracias a Dios, porque su único motivo para tenerte es el de darte su amor.
Si tienes la suerte de tener a tu madre, ámala mucho, y díselo, y demuéstraselo cuantas veces puedas, empezando hoy y ahora, no dejes que te gane la vergüenza y abrázala, subite a sus rodillas, besale la frente y decile gracias; ella deja muchas cosas de lado por vos, ella a veces se hace a un lado para dejarte vivir tus sueños.
Si ya no tienes a tu madre en este mundo, será tu ángel de la guarda desde el cielo, deja que se eleve tu amor en una oración, que se evapore en una lágrima, que tome forma de flor, y decile que la amas, porque te estará escuchando y no estés triste porque ella estará mirándote, como siempre, y no querrá verte así.
Y si la figura de mamá en tu casa es una abuela, una tía, una madrina, un papá, una hermana, dale un beso en su día y agradeceles por asumir el rol de mamá.
Y quiero, personalmente, cada tercer domingo de octubre brindar por la mia, agradecer a Dios por tenerla, por permitirme ser mamá y pedirle a la Madre de Jesús que contagie con su fuerza, su entereza y su humildad a todas las madres del mundo.
!FELIZ DIA, MAMAS!

Claudia

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario