lunes, 8 de junio de 2009


Poema para leerlo despacio

Te escribo un poema
Para que lo leas despacio.
Será tu forma, callada,
De tenerme entre tus manos.
Quizás lo escondas un tiempo,
Igual q un niño asombrado,
Quizás te llene de dicha
Saber que es como un regalo.
Lee, entonces, el poema
Pero hazlo siempre despacio
Como quien disfruta el viento,
O un amanecer en verano,
Como quien le pide al tiempo
Que no corra…ya no tanto…
Que en la prisa pierdes cosas
Que no vuelven con los años.
Toma entonces mi poema,
Será tuyo, y en tus manos
Tendrás un trozo del tiempo
Que te lo di…por dártelo.
Tendrás algo de mí en tu vida,
Ocupando algún espacio…
Ese que quedo vacío…
Que nadie quiso llenarlo.
Ten entonces mi poema,
Léelo siempre, calmado,
Pues no sabe de la prisa,
De relojes, ni almanaques.
No sabe de andar cansado…
Ni de abriles que se fueron…
Ni de puertas que cerraron.
Nació para quedarse,
Donde quieras tu guardarlo.
En tus ojos si lo lees,
En tu boca si me nombras,
En tu corazón de niño…
¡Corazón de caramelo
Que vive siempre asombrado…!


Claudia



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario